Archive for 30 septiembre 2008

El Terrible Apocalipsis Cani con fuego, rocas, barro y todo eso… oh, son sólo cuatro capítulos.

septiembre 30, 2008

[…Capítulo 6 del libro del Apocalipsis Cani…]

Bah, otra estatua que se mueve. Sí que se aburren, desde luego.

Y eR_kIyO_jItAnUkOoOo aprendió mucho en el curso de formación profesional de magia blanca. Llegó a marzo, a la época de las prácticas con todo aprobado tras pelear a brazo partido por el título de la ESO, con tres profesores en el hospital que daban buena cuenta de su increíble habilidad para el combate cuerpo a cuerpo.

Probó el conjuro “Muévete, pedrusco” con una estatua de alguien subido a un caballo que residía en un parque céntrico de la capital. Entonces, luces extrañas emanaban de sus manos y el caballo empezaba a moverse con una disciplina de piedra y no se vengaba de su amo, pétreo también.

Ancianos que lo habían visto todo miraban impasibles el acontecimiento que ocurría en Plaza España. Un caballo y su señor yendo por ahí aleatoriamente. Al final tropezaron con un obstáculo de piedra, así que cayeron y se transformaron en miles de piedrecitas. Para aquel entonces, eR_kIyO_jItAnUkOoOo había desaparecido del lugar pidiendo porros en una esquina oscura a una inocente rosa con espinas.

[…Capítulo 11 del libro del Apocalipsis Cani…]

La estadística de escaleras que se caen por influencia de terceras personas se incrementó aquel día…

Un joven de baja estrofa, conocido como un integrante más de una tribu urbana llamada cani, arrea una simple patada sin mucha historia a una escalera. Un cuerpo humano sin posibilidad de reacción, salvo arrear patadas para tratar de vencer al aire, cae y, por casualidades de su vida, conecta la nuca con un cojín en vez del aparato de vídeo que hay al lado, evitando así el primer homicidio voluntario del malhechor, aunque éste se marcha riéndose de manera estentórea. Poco después, el vídeo salta a los medios de comunicación y es retirado por YouTube.

Demasiado tarde. Ha saltado a muchos otros lugares. El culpable es condenado a tres días en una habitación normal de una mansión de lujo. Un castigo demasiado severo, dicen sus padres. Hay protestas multitudinarias por Sevilla reclamando la libertad del recluso argumentando que está injustamente encerrado en una habitación terriblemente opresora con camas de 3.000 €, ordenadores muy caros, el mejor aire acondicionado del mundo y 112 metros cuadrados de tamaño.

El malhechor es bueno, buenísimo para ellos. Asociaciones de defensa al menor piden que el castigo para jóvenes como ésos, sufridores de tal brutal represión, sea setenta y cinco minutos en una mansión todavía más grande con una Playstation 2 y el Need for Speed, el Pro Evolution Soccer y el Grand Theft Auto.

Por otro lado, los omnipresentes detractores han solicitado el castigo mediante el método del gancho, consistente en clavar con un gancho gordo el abdomen del malhechor, subir la grúa y dejarlo colgado. Según ellos, sólo hay que esperar un poquito para que la víctima contemple cómo su piel y músculos se desgarran asombrosamente para morir inevitablemente. Por supuesto, la opinión de estos últimos ha sido tachada de fascista y reaccionaria por grupos progresistas.

En estos momentos, después del segundo día de penitencia, tras las reacciones favorables de los partidarios, el delincuente ha sido liberado por la Junta de Andalucía y se le colmará de riquezas. Le pagarán un millón de euros al día.

[…Capítulo 44 del libro del Apocalipsis Cani…]

Hoy una puerta empeoró un poco debido a que alguien le dio un incorrecto uso.

-¡Blam! ¡Blam! ¡VIEJA, CORRE Y MÍRAME! ¿A QUÉ MOLO?

Una señora de 101 años hacía un esfuerzo por acudir a tiempo a la atenta llamada de Juan, que llamaba con los pies empleando movimientos bruscos con la pierna derecha a las seis de la madrugada además de hablar de manera estentórea. Quería enseñar a su bisabuela las alhajas que se había comprado.

[…Capítulo 81 del libro del Apocalipsis Cani…]

Y las asociaciones compraron un nuevo remedio anti-realidad efectivo…

La delincuencia juvenil ha aumentado otro tanto, pero no pasa nada. Las asociaciones siguen describiendo la cultura cani como algo lleno de cordialidad, paz y solidaridad (dibujan una margarita y un corazón en honor a esa tribu urbana). A cinco metros del local en donde se establece una asociación de éstas, Provida joven, otro cani prueba su bazooka reventando un coche en donde viajaba una familia entera hacia Huelva.

Provida joven ha realizado unas declaraciones al respecto: “Sin duda, es otra muestra de la efusividad de nuestra juventud. Quieren expresar que ellos son alegres y creativos, que los adultos reprimimos mucho sus desmanes. ¡Sólo son inocentes personas que quieren mejorar nuestro mundo!”.

¡Instantromance! ¡Su nuevo producto!

septiembre 25, 2008

Hubo un tiempo en que… Déjenme que les cuente una hermosa historia de amor en un reino muy, muy cercano…

Me enamoré rápidamente de las croquetas que hacía mi madre, aunque fue un amor demasiado efímero. Nuestro polígamo romance duró lo que tardaba en recorrer el pasillo. A la croqueta número 3, que observó como mis dos anteriores novias pasaban a mi boca, le hubiera gustado que yo la amara en un lugar más normal como el comedor y de manera más lenta, la verdad. Se quejaba de mi voracidad…

Ahondando en la muerte de Manolete

septiembre 17, 2008

Érase una cutre tarde de 1947, recogida con las cámaras de aquella época, en una plaza de Linares. Islero, toro miura que se consideraba rojo y que estaba reflexionando sobre las injustas circunstancias del franquismo presente por aquel entonces, tenía por delante a Manolete, torero que iba a favor de Franco. El miura de 500 kilos corrió con toda la rabia del mundo, la rabia de ese alguien que perdió a muchos de sus familiares en la Guerra Civil y, posteriormente, por las ejecuciones de Manolete u otros toreros con unas banderillas que acertaron en el justo momento.

Tras toparse con la capa del torero en varias ocasiones, Islero se acercaba más y más motivado. En una de esas veces acertó. Golpeó a Manolete, que se convertía así en un juguete roto tirado por la arena. Le creó una herida grande que le llevaría a la muerte. En tiempos de dictadura, donde a los rojos se les obsequiaba con balas gratuitas de premio por sus pensamientos, la ejecución tornó sus papeles, medios y responsabilidades. Una cornada, la ideología del verdugo, que esta vez era irracional. Un azul cayó en combate a la vista de todos.

Charla del lunes deprimiente con un dependiente.

septiembre 10, 2008

En una tienda Monster Videogames de Madrid…
Ay, otro lunes lleno de tormentos. ¿Se repetirá el gracioso del galeón ése? -pensó para sus adentros el dependiente-.

Un señor entró en la tienda con un garfio en la mano izquierda. El dependiente estuvo tentado de hacer un ademán de rezar tras el pertinente reconocimiento facial del gracioso que entraba, pero tenía que atender a una fila ávida de productos de consumo. Aún caminaba normal, lo que no era de lo mejor. Unos segundos pasaron y la fila en la que se puso avanzó hasta quedar él cerca de una caja registradora y una mesa de cristal. Mientras tanto, andaba mirando a las moscas cuando tenía todo un trabajador por delante al que articular una charla de tienda y las furibundas miradas de la cola por detrás.

-Señor, ¿qué desea?
-Ah… Sí, quiero un galeón.
-¿Está de broma?
-¡HE DICHO QUE QUIERO UN GALEÓN O LLAMO A MIS HOMBRES DE ARMAS!
-Cálmese, aquí sólo vendemos videojuegos y consolas como Ud. verá por ahí.
-¡EL GALEÓN! ¡YA! ¡ME ESTÁIS COLMANDO DE PACIENCIA!
-¡CALMA! ¡NO HAY GALEONES!
-¡TOMA RON, MALDITO! ¡CAE!

El dependiente, con activa colaboración externa, durmió todo lo que no pudo anoche. Eso sí, quizás de manera no muy ortodoxa. Se acostaba junto a cristales rotos y con un buen chorro de sangre. Es más, no notó el viaje gratis que se pegó a costa de los servicios de sanidad. El del galeón también hizo buen uso de un utensilio pagado por el pueblo, las esposas de la Policía. Asimismo pudo hacer una pequeña visita turística a la capital, a esos barrios que uno prefiere ignorar por fealdad o por peligrosidad, mientras viajaba en un coche con un buen samaritano vestido de azul.

Héroe tremendo de la Revolución.

septiembre 6, 2008

Juan Gervasio, el Gran Revolucionario. No importaba que tuviera una pantalla de plasma, doce consolas, tres ordenadores, un teléfono móvil de lujo y todos esos trastos, aparte del aire acondicionado prendido a 21 grados. Nada de eso, señores. Posó para la webcam de su portátil caro. Enseñó sus dos manos con el dedo corazón erecto en ambas a la vez que gritaba ¡CAPITALISMO! durante 13 segundos exactos. Terminó de grabar. Lo subió al YouTube, en donde su gloriosa hazaña sería contemplada con admiración durante semanas y semanas por internautas anónimos que dejarían amables comentarios como “Vaya ponzoña de vídeo”, “IJO D UTA” o “balla mier”.

Su gesto fue apreciado por intelectuales de todo el mundo, que le incluirían en la lista de mayores ideólogos de la Revolución. Fue aclamado en su facultad como el gran héroe que lucharía contra el Malvado Imperialismo y lo derrotaría. Tenían las esperanzas puestas en él, El Elegido. Eso sí, en el fondo todos ellos rezaban oraciones de auxilio a quien hiciera falta en ese preciso momento y escupían en el suelo pensando en ese vídeo del YouTube.

Una amapola, salvada.

septiembre 5, 2008

Era un día bonito en el monte de Villacorges. Un hombre y su abuela contemplaban el barranco Sangre de Mudo, con mucha profundidad -rondaba los 150 metros-. La anciana se desmayó cerca del borde de la garganta. Su nieto corrió para salvar a la amapola que iba a ser aplastada por un cuerpo humano de 77 años que estaba a punto de cometer un crimen de lesa flora. Lo empujó, cayendo así por un abismo hondo, en un bonito gesto.

Sin duda, el nieto demostró que la Humanidad sigue ofreciendo preciosos gestos y que no sólo destruimos la Naturaleza.