Héroe tremendo de la Revolución.

Juan Gervasio, el Gran Revolucionario. No importaba que tuviera una pantalla de plasma, doce consolas, tres ordenadores, un teléfono móvil de lujo y todos esos trastos, aparte del aire acondicionado prendido a 21 grados. Nada de eso, señores. Posó para la webcam de su portátil caro. Enseñó sus dos manos con el dedo corazón erecto en ambas a la vez que gritaba ¡CAPITALISMO! durante 13 segundos exactos. Terminó de grabar. Lo subió al YouTube, en donde su gloriosa hazaña sería contemplada con admiración durante semanas y semanas por internautas anónimos que dejarían amables comentarios como “Vaya ponzoña de vídeo”, “IJO D UTA” o “balla mier”.

Su gesto fue apreciado por intelectuales de todo el mundo, que le incluirían en la lista de mayores ideólogos de la Revolución. Fue aclamado en su facultad como el gran héroe que lucharía contra el Malvado Imperialismo y lo derrotaría. Tenían las esperanzas puestas en él, El Elegido. Eso sí, en el fondo todos ellos rezaban oraciones de auxilio a quien hiciera falta en ese preciso momento y escupían en el suelo pensando en ese vídeo del YouTube.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: