Escenas del Neoposmodernismo: La misma cruenta matanza.

Aquel individuo relativo, ataviado con una sotana a la cual se han incorporado variados emblemas en favor de la legalización de la dinamita y con un collar de brujo místico de alguna sociedad lejana -tenía el torso descubierto, sin camisas ni camisetas-, quería asesinar a la Virgen de Bautista brutalmente dando mucho más que dos pasos y exhibiendo parte de su brazo ante dicha futura víctima, nunca aterida de miedo en todo momento… eso era su ensoñación, camuflada como planificación rigurosa, basada en los preceptos del hiperrealismo que tenía retenidos en su acertado cerebro.

Realidad relativa, con la misma vestimenta. La escena el jueves noche era ridícula. Una cabaña vacía y completamente abandonada abierta de noche, un muchacho dando pasos atropelladamente y un brazo extendido que decidió actuar contra una figura bajita de la Virgen de Sucre, presente y de madera. El arma del crimen, un cuchillo con un filo realizado a base de semillas de sésamo pegadas. Aquel día, el dueño de dicha cabaña siguió soñando en el aire, el filo del cuchillo se rompió y la figura, a priori víctima criminal, sólo se movió 2 centímetros.

Dicho muchacho se marchó del lugar dando pasos atrás y sin dejar de repetir “¡todo es relativo!” para caerse hacia abajo en el pozo abandonado y con poca agua, momento en donde un buen y repetitivo protagonista de historias épicas debía ser devuelto a la realidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: