La mascota de Rani

Rani iba a lomos de su mascota. Los rumores indicaban cierta naturaleza equina. Lo ató a Alguna Parte. Se fue a Otra Alguna Parte. Al volver a Alguna Parte, sólo quedaba la cuerda. ¡El narrador omnisciente sabía que habían secuestrado a su mascota! Se horrorizó. Un niño le dijo: “¿Pregunta por su caballo? ¡Mario, el de verde y la rubia ésa lo han secuestrado!”. ¿Dónde? Sospechó. Él era del campo más ignoto posible. Su deducción le llevó a la Ciudad más Próxima, por la cual pagó veinte euros. Mientras soportaba el hedor de las entrañas del corcel motorizado, un viejo, Titikaka, no dejaba de darle la murga con sus continuas loas a Franco y Fidel. Rani solucionó el entuerto callándole con la única manzana que le quedaba, como a los cerdos.

Llegó a la Ciudad, Sevilla, según los códices antiguos. Los esbirros de Mario, Luigi y Peach estimaron que alguien como Rani llegaría. Le convirtieron en un cubo de Rubik. Inmediatamente, vino una gitana, con un dispositivo misterioso, y le salvó el culo aporreando aleatoriamente los botones. Rani volvió a ser reconocible, aunque con diferencias insustanciales, como una enorme mancha en la espalda y una nariz deformada. Tras ello, procedió a entrar en el Castillo, derrotando uno a uno a los esbirros, hasta que entró en el bañó y se encontró con Peach, desnuda. Rani llamó a su amigo Dutch para que la violara.

Una hora más tarde, siguió su camino y vio a Mario y Luigi dormidos. Les afeitó el bigote. No se enteraron. Y Rani obtuvo la llave bajo el extinto bigote de Mario. Oportunamente, llevaba a la jaula de su mascota, donde no existía más que una nota,

Rani, si has llegado hasta aquí es que eres tonto de remate. Nunca secuestramos tu mascota, sino que experimentamos con ella y se transformó en Godzilla. ¡Ja, ja, ja, so idiota! Firmado, Mario.

Se horrorizó y salió del castillo con tanta premura que se tropezó con una roca y se desmayó. Le llevaron al hospital. Estaba en coma profundo. Tres años más tarde despertó. Justamente, tras unos instantes de reconocer sus alrededores, vio a Godzilla. Precipitadamente, alcanzó una viagra en su cómoda. Cuando el monstruo abrió la boca, la arrojó. Al carecer de pene, a Godzilla se le alargó otra cosa, el corazón. Cayó fulminado. Fue proclamado héroe del mundo, con cuantiosas dádivas. En consecuencia, se mudó a Japón, donde fue subcampeón del Go, celebrándolo con un salto mortal hacia atrás, y atesoraba una de las diez mayores colecciones nacionales de manganime.

Rani jamás supó qué pasó con Mario, Luigi y Peach, pero como aquí somos muy cojonudos, lo contamos. Mario se retiró de la fontanería ya que estaba muy viejo. Propuso matrimonio a Peach para vivir cómodamente en un castillo de lujo, pero ella ya tenía un amante, Bowser, que le follaba cada viernes. Mario, entonces, vagó, irreconocible, por las calles de Nueva York, sin motivos para vivir. Tres años más tarde, se suicidó tirándose del puente de Brooklyn.

Peach descubrió a Bowser con tres Toadettes, de las más guapas del reino. El Rey Koopa acabó ahorcado. Peach entró en una gran depresión y se arruinó en el casino. Al final, embargaron su castillo y terminó viviendo en una residencia, donde murió con 74 años, cuando su cuidadora confundió su medicación semanal con matarratas.

Luigi se salvó de la maldición casándose con una famosísima actriz de Hollywood y saliendo en los programas del corazón. Ganó tanta pasta que compró Nintendo y algunas empresas más. Era un potentado. Murió a los 98 años al excederse con la Viagra mientras se trajinaba a las prostitutas.

Actuamente, se investiga si Peach fue asesinada o hubo negligencia médica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: